+

En el año 2009 decidí publicar una fotografía todos los días, tuviese ganas o no, fue un ejercicio de disciplina y una manera de mantenerme alerta a los estímulos cotidianos, aprovechando la plataforma de Instagram fue más fácil mantener en orden el registro y al final fue sorprendente notar que la vida queda plasmada, los trayectos laborales, los viajes, las sesiones fotográficas y en general las cosas que a veces damos por sentado que recordaremos.

 

Al finalizar el año vuelvo a revisar estas 365 fotos y elijo varias para hacer esta publicación DEAR DIARY que se convirtió justamente en un diario, sorprendentemente más fiel a los acontecimientos que la propia memoria, fechar las imágenes hace que también se tenga más datos que me hacen recordar y evocar las situaciones y personas capturadas en ese transitar imparable que es la vida.

 

Social Media

News

© Icetrip / 2020